Skip all navigation Skip to page navigation
 

This program in EnglishEl abuso infantil y la negligencia del niño

Cómo reportar sospechas de abuso y negligencia infantil

Mientras que la mayor parte de nosotros queremos lo mejor para nuestros niños, el abuso infantil y la negligencia son demasiado comunes. Aunque las palabras “abuso” y “negligencia” su usan como equivalentes frecuentemente, cada palabra describe un maltrato distinto. El abuso es el maltrato intencional de un niño y puede ser físico, sexual, o emocional en naturaleza. La negligencia, por una parte, es la falta de darles a los niños el cuidado necesario que necesitan. Las cicatrices emocionales de ambos tipos de maltrato son a menudo profundas y ningún niño merece ser maltratado.

Si usted sospecha que están abusando o están descuidando a un niño, o si piensa que un niño pudo haber muerto por maltrato, debe reportar lo que sabe al Departamento de Servicios Sociales de su condado. Ésta es la ley (N.C.G.S. § 7B-301 en inglés). No tenga miedo de reportarlo. Mientras estés actuando de buena fe, no puede ser detenido o responsable de esto. (N.C.G.S. §7B-309 en inglés).

Un puede encontrar la lista de los 100 Departamentos de  Servicios Sociales por condado aquí.

Cómo identificar el abuso infantil

Las siguientes indicaciones pueden señalar la presencia de abuso infantil o de negligencia. Es importante observar que tal vez algunas de estas cosas podrían significar abuso, negligencia o  tal vez nada. Por ejemplo, hay muchas razones por las que un niño pueda no querer ir a casa en un día en particular, o un niño puede ser extremadamente obediente cuando están intentando complacer a su profesor preferido. Sin embargo, cuando se tiene un conjunto de dos o más señales como estas a continuación, esto puede ser una señal de alerta y por lo menos se debe de hablar con el niño y/o el padre, y por último llamar a la Oficina de Servicios de Protección Infantil local. Es también importante recordar que los problemas relacionados meramente con la pobreza no están considerados problemas de maltrato del niño.

El niño:

  • Demuestra cambios repentinos en comportamiento o en su rendimiento escolar;
  • Exhibe comportamiento sexual inapropiado o muestra conocimiento sexual que no es normal para su edad;
  • No ha recibido la atención médica apropiada para una lesión o herida física que los padres tienen ya conocimiento;
  • Tiene problemas de aprendizaje que no se pueden atribuir a causas físicas o  psicológicas específicas;
  • Está siempre vigilante o alerta, como si se prepara para algo malo a suceder;
  • Es demasiado obediente, trabajador, o demasiado responsable;
  • Llega a la escuela temprano, se queda tarde, y/o no quiere ir a casa; o
  • Tiene quemaduras inexplicadas, mordeduras, golpes, moretones, huesos rotos, u ojos  morados;
  • Tiene moretones o marcas en áreas no comunes  o “carnudas” del cuerpo (por ejemplo,  en los bíceps/brazos o detrás de las rodillas);
  • Tiene moretones en descoloramiento o que se están borrando u otro marca sensible  después de una ausencia de la escuela;
  • Parece estar asustado de los padres y protesta o grita cuando es hora de ir a casa de  la escuela;
  • Se encoge de hombros cuando se le acercan adultos;
  • Reporta heridas o lesiones por parte de un padre u otro adulto encargado de cuidarlo.

El padre u otro adulto encargado de cuidar al niño:

  • Demuestra poca preocupación por el niño, responde raramente a las solicitudes  de información de la escuela, no va a las juntas con el maestro, o no acepta visitas en  casa; niega la existencia (o culpa a el niño) de los problemas que el niño tiene en la  escuela o en la casa; le pide al profesor del salón de clases que utilice disciplina física  severa si el niño se porta mal; considera que el niño es completamente malo, que no  tiene remedio y que es un peso.
  • Exige perfección o un nivel de rendimiento físico o académico que el niño no puede alcanzar;
  • Ofrece explicaciones complicadas, poco convincentes, o ninguna explicación sobre las lesiones o heridas del niño;
  • Describe al niño como " malo" o de otras maneras muy negativas;
  • Está abusando del alcohol, los medicamentos de venta con receta o las drogas ilegales  y este abuso está teniendo un impacto adverso en el niño;
  • Utiliza disciplina física severa con el niño; o
  • Tiene un pasado de abuso infantil cuando era niño.

Cómo identificar la negligencia infantil

El niño:

  • Pide o roba alimentos o dinero de compañeros de clase;
  • Carece cuidado médico o dental necesario;
    carece de supervisión adulta apropiada;
    carece la ropa apropiada para el clima de la estación;
  • Reporta violencia familiar en el hogar;
    reporta el uso de sustancias ilegales o uso excesivo del alcohol de los padres o de las personas que lo cuidan (por ejemplo, al punto que los padres pierden le conocimiento);
  • Abusa del alcohol u otras drogas; o
  • Informa que no hay nadie en la casa para proporcionarle cuidado.

El padre u otro adulto encargado de cuidar al niño:

  • Aparenta ser indiferente al niño;
  • P parece ser apático o estar deprimido;
    está implicado en una relación de violencia doméstica abusiva;
  • Se comporta irracional o en una manera extraña; o
  • Está abusando del alcohol, de los medicamentos de venta con receta o de las drogas  ilegales.

Para los padres que necesitan ayuda

Pedir ayuda es una muestra de fortaleza. Llame a la oficina de Prevenga el Abuso Infantil de Carolina del Norte al 1-800-CHILDREN (1-800-244-5326) servicios disponibles en español. Pueden ponerse en contacto con alguien que puede ofrecerle apoyo y ayudarle. O comuníquese con su:

Doce alternativas para no pagarle a su niño

La próxima vez que las presiones y problemas diarios se acumulen hasta el punto donde sienta que quiere golpear a su niño. ¡DETÉNGASE! Trate algunas de estas alternativas simples. Usted se sentirá mejor… y su niño también.

  • Respire profundamente … y repita la respiración. Entonces recuerde que usted es el adulto.
  • Cierre los ojos e imagínese que usted escucha lo que su niño está a punto de oír.
  • Apriete los labios y cuente hasta 10… o mejor aún hasta 20.
  • Ponga a su niño aparte en una silla de descanso “time-out” (recuerde la regla del   tiempo en la silla - un minuto de descanso por cada año de edad).
  • Siéntese usted en la silla de descanso. Piense por qué está enojado: ¿su niño tiene la  culpa o su niño es simplemente el blanco de su cólera?
  • Llame por teléfono a un amigo.
  • Si alguien le puede ayudar a cuidar a los niños, vaya afuera y tome una caminata.
  • Tome un baño caliente o refrésquese la cara con agua fría.
  • Abrace una almohada.
  • Ponga algo de música, incluso cante al ritmo de la canción.
  • Tome un lápiz y escriba todas las palabras que le ayudan a calmarse que se le ocurran.   Guarde la lista.

Llame al 1-800-4-A-CHILD (1-800-422-4453) La Línea Nacional de Abuso Infantil – pida  que lo conecten con un intérprete de español.

Si usted es reportado por abuso infantil o negligencia

El Departamento de Servicios Sociales del condado tiene un equipo de personas que evalúan los reportes de sospecha de abuso y de negligencia infantil.

Si alguien ha hecho un reporte porque está preocupado por la seguridad de su niño, puede ser que un trabajador social del Departamento de Servicios Sociales del condado le haga una visita. La ley requiere a estos profesionales que evalúen cualquier reporte de maltrato infantil. Esto significa que necesitan hablar con su niño, con usted, y quizás con los profesores, los vecinos u otras personas cercanas a la familia. El trabajador tiene el derecho de hablar con su niño sin su permiso. Sin embargo, el trabajador ejercitará solamente este derecho si el trabajador juzga que la seguridad del niño lo amerita

Recuerde que el trabajador está intentando solamente cerciorarse de que su niño esté seguro. Su honradez y cooperación harán el proceso más fácil. Frecuentemente, se les ofrece a los padres ayuda que puedan necesitar.

La mayor parte del tiempo cuando se reporta maltrato infantil, la oficina de Servicios de Protección Infantil (CPS en inglés)  no se lleva a los niños reportados de sus hogares. Los niños solamente son separados de s.

Usted puedes obtener más información (sólo en inglés).

 

 

 

 

 

State of North Carolina Home Page