Skip all navigation Skip to page navigation

Se Mantiene Estable la Tasa de Embarazo Adolescente en Carolina del Norte

Fecha: 23 de septiembre de 2008
Contacto: Gloria Sánchez 919-733-9190

***Gloria Sánchez-Vocera de Asuntos Latinos con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, está disponible para entrevistas telefónicas pre-grabadas o en vivo/en directo en español acerca de esta información. ***

RALEIGH – La tasa de embarazo adolescente en Carolina del Norte se mantiene estable, considerando que la tasa del estado en 2007 es casi la misma que en los últimos cuatro años. Esta estabilidad de cinco años, es el resultado de los 13 años anteriores, en que la tasa fue disminuyendo gradualmente en el estado, reportando el índice más bajo en 2003. La tasa de embarazos adolescentes en el estado ha disminuido un 36 por ciento desde 1992.

En 2007, la tasa de embarazos adolescentes entre jóvenes de 15 a 19 años de edad fue 63.0 embarazos por cada 1,000 jóvenes, en comparación con 63.1 por cada 1,000 jóvenes en 2006, así lo reportó el Centro de Estadísticas de Salud del Estado.  

El número total de adolescentes embarazadas en Carolina del Norte entre los 15 a 19 años de edad en 2007 fue 19,615. Este número incluye tanto a mujeres casadas como a solteras. Más del 29 por ciento de los embarazos ocurrieron en jóvenes que ya habían estado embarazadas al menos una vez antes. El número de jóvenes embarazadas de las edades de 10 a 14 años fue 404 el año pasado.

Entre las poblaciones minoritarias, las adolescentes hispanas tuvieron la mayor tasa de embarazo, aunque la tasa ha disminuido casi un 7 por ciento desde 2003. En 2007, la tasa de embarazo entre las adolescentes hispanas en el estado fue 167.4 por cada 1,000 jóvenes entre los 15 a 19 años de edad, reportándose una baja de 3.3 por ciento en comparación con la tasa de 2006, la cuál fue de 173.1 embarazos.  Entre las adolescentes afroamericanas en 2007, se reportó una tasa de embarazo de 87.1 por cada 1,000 jóvenes, en comparación de 86.2 en 2006. El número de embarazos entre las adolescentes indio-americanas y de otros grupos minoritarios fue demasiado pequeño para poderse calcular en números confiables.

La disparidad en las tasas de embarazo adolescente entre la raza blanca y las minorías se ha reducido desde 1992, cuando tasa de embarazo adolescente de los grupos minoritarios era dos veces superior a la tasa de las blancas. En 2007, la tasa de embarazo adolescente de las minorías se mantuvo en 1.6 arriba de la tasa de las adolescentes blancas.

Si bien la mayoría de las tasas se mantuvieron estables, la tasa de embarazos en jóvenes que ya habían estado embarazadas anteriormente aumentó un 3.2 por ciento con respecto al año anterior. Los embarazos repetidos representaron el 29.4 por ciento de los embarazos adolescentes en 2007.

"Aunque es una buena noticia que no hemos visto un aumento en la tasa de embarazos adolescentes en 2007, nos preocupa que la tasa se haya estabilizado en los últimos años", dijo Leah Devlin, la Directora de Salud del Estado. "Demasiados de nuestras jóvenes están quedando embarazadas y Carolina del Norte tiene una de las mayores tasas de embarazos adolescentes en la nación".

"La atención pública reciente de los embarazos adolescentes ha sacado a la luz este problema," dijo Devlin. "Debemos seguir trabajando para reducir el número de embarazos que se producen entre las mujeres jóvenes antes de que éstas estén listas para tomar las responsabilidades que conlleva tener un hijo".

"Estas estadísticas indican que, aunque haya embarazos adolescentes con tanta atención pública, tales como el de Jamie Lynn Spears o Bristol Palin, que pasan a ser la noticia de la tarde, es en los padres adolescentes en quienes debemos enfocar nuestra atención",  dijo Kay Phillips, Directora Ejecutiva de la Campaña para la Prevención del Embarazo Adolescente de Norte Carolina. "Las madres adolescentes necesitan atención especial: sólo un tercio se gradúa de la escuela secundaria y cuando llegan a la edad de 30 años, ganan tan sólo el 58 por ciento del sueldo que las mujeres que no han tendido hijos ganan. Tenemos que enseñarle a nuestras adolescentes a retrasar el embarazo y si no lo hacen, alentarlas a seguir estudiando y demorar un segundo embarazo hasta que financieramente estén listas para mantener una familia”.

El Programa para Padres Adolescentes de YWCA en Greensboro trabaja para construir relaciones entre adolescentes y adultos responsables. Las investigaciones muestran que estas relaciones ayudan a los adolescentes a madurar y a estar más preparados cuando alguna circunstancia adversa de la vida se presenta, tal como un embarazo no planeado. Cada padre adolescente es emparejado con un mentor, recibe información de liderazgo y clases de parto, y tiene acceso al programa de Doulas (comadronas), que proporciona una estructura de apoyo antes, durante y después del nacimiento del bebé. Los padres adolescentes pueden participar en el Programa de Alfabetización de Familia Jóvenes, que fomenta la lectura entre los padres jóvenes y sus hijos. Los participantes también son invitados a ser voluntarios en proyectos trimestrales para el servicio de la comunidad.

Para obtener más información sobre las tasas de embarazo adolescente en el estado y el condado visite el sito Web del Centro de Estadísticas de Salud del Estado: www.schs.state.nc.us/SCHS/data/pregnancies/2007  (en inglés).

Para obtener información por condado e información de cómo reducir los embarazos de adolescentes, visite el sitio Web de la Campaña para la Prevención del Embarazo Adolescente de Norte Carolina (APPCNC): www.appcnc.org (en inglés).  Los padres también pueden contactarse con la APPCNC al 919-226-1880 o con  la Coordinadora de Educación Hispana: Olivia Davis odavis@appcnc.org

NOTAS:
La Campaña para la Prevención del Embarazo Adolescente de Norte Carolina
La prevención del embarazo en las adolescentes es el objetivo de la Campaña para la Prevención del Embarazo Adolescente de Carolina del Norte (APPCNC). Creemos que un trabajo de cooperación entre los organismos públicos, organizaciones privadas y voluntarios de la comunidad pueden maximizar los esfuerzos de prevención. APPCNC ha estado sirviendo a la comunidad de Carolina del Norte desde 1985.

La Subdivisión de la Salud de la Mujer, División de la Salud Pública, NCDHHS
La Subdivisión de Salud de la Mujer tiene la responsabilidad primordial de desarrollar y promover programas y servicios que protegen la salud y el bienestar de los niños y las mujeres durante la edad reproductiva. La Subdivisión desarrolla orientación médica y ofrece asistencia, consulta y formación para los profesionales que proporcionan servicios de salud a las mujeres. Estos programas y servicios mejoran la salud de la mujer en general, reducen la enfermedad y mortalidad infantil, y fortalecen a las familias y las comunidades.

Fecha de la última actualización: October 14, 2008