Michael F. Easley
Governor

The Great Seal of the State of North Carolina Carmen Hooker Odom
Secretary

North Carolina
Department of Health and Human Services

For Release: IMMEDIATE
Date: enero 16, 2007

  Contact: Jalil Isa

Oficiales de Salud Pública Advierten Necesidad de
Vacunar las Mascotas Contra la Rabia

***Jalil Isa-Vocero de Asuntos Hispanos con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, estará disponible para entrevistas telefónicas pre-grabadas o en vivo/en directo en español acerca de esta información.***

RALEIGH—Este pasado año, se hallaron 520 animales con rabia en Carolina del Norte. Como consecuencia, la eutanasia tuvo que emplearse en un sinnúmero de perros y gatos que no estaban vacunados contra esta enfermedad. Muchas otras personas tuvieron que acudir a tratamiento médico y costoso contra la rabia. Todo esto se debió a situaciones donde animales y/o personas tuvieron contacto con otros animales rabiosos o con potencial de haber sido infectados con la rabia. Debido a estas ocurrencias, los expertos de la División de Salud Pública del estado le recomiendan nuevamente al público que vacunen a sus mascotas contra la rabia de manera que puedan ayudar evitar estos episodios.

“Hay una forma fácil de proteger a su familia, sus animales, y a usted de esta enfermedad mortal,” afirmó Carl Williams, veterinario de la División. “Vacunan a sus mascotas contra la rabia. Con el comienzo del año nuevo, ahora es el momento preciso de chequear y asegurarse que las vacunas contra la rabia estén actuales en sus mascotas.”

Ya se han identificado 13 nuevos casos de rabia en los primeros días del 2007. La mayoría de los casos de rabia en Carolina del Norte se encuentran en animales salvajes, particularmente en los mapaches. A menudo, los mapaches exponen a los animales domésticos como los gatos y perros (si un animal, tal como una mascota, tiene cualquier contacto con otro animal rabioso...el animal se considera haber sido ‘expuesto’ a la rabia). Si el animal doméstico no ha sido vacunado contra la rabia, la ley estatal requiere que se ponga en cuarentena o que el animal sea puesto a dormir mediante la eutanasia. En muchos casos, los seres humanos son expuestos a la rabia a través de contacto con un animal rabioso salvaje o por medio de contacto con una mascota no vacunada (que ha sido expuesta). Las autoridades estatales no mantienen un record del número de animales domésticos en los cuales la eutanasia se tiene que implementar ni el número de individuos que tienen que recibir vacunas preventivas debido a la exposición a la enfermedad. Sin embargo, basado en el número reportado por diferentes oficinas médicas, la cifra parece ser significativa. El mes pasado, 50 personas en la ciudad de Wilmington tuvieron que recibir tratamiento médico preventivo luego de ser expuestos a un cachorro rabioso.

Setenta y seis condados en Carolina del Norte reportaron por lo menos un animal rabioso durante el 2006. El condado Guilford reportó el mayor número con 37. Otros condados con números elevados incluyen Orange (26), Wake (23), Yadkin (23), y Cleveland (20).

A pesar de que los mapaches son los animales rabiosos más comunes en Carolina del Norte, otros animales rabiosos también se reportaron el año pasado, incluyendo 20 gatos y 8 perros rabiosos. También hubo unos cuantos animales menos comunes. El condado de Buncombe documentó el primer caso estatal de un hurón con rabia. Buncombe y Guilford tuvieron, cada uno, un caso de un coyote rabioso. Y los condados de Henderson y Davidson reportaron una vaca rabiosa.

La rabia es una enfermedad causada por un virus que puede infectar todo mamífero, incluyendo a los humanos. Es transmitida mediante el contacto con el tejido nervioso o la saliva de un animal infectado—típicamente debido a una mordida. No existe tratamiento posterior a la exposición para los perros y gatos que no han sido vacunados; y se requiere que sean puestos a dormir o que estén en cuarentena durante 6 meses, con el dueño pagando todos los gastos. Los animales vacunados tienen que recibir una vacuna de aumento durante las primeras 72 horas después de ser expuestos.

Los murciélagos también pueden ser portadores de la rabia. Y durante el invierno es una buena temporada para modificar su hogar contra estos mamíferos voladores. Durante esta época, la mayoría de los murciélagos han migrado hacia el sur o están en estado letárgico. El modificar su casa ahora puede prevenir que los murciélagos establezcan una colonia durante la primavera. Si encuentra un murciélago en el mismo área donde sus seres queridos también están presentes—o sea, donde puede el animal tener contacto con usted—NO DEJE que se escape el murciélago. Comuníquese con la oficina local para el Control de Animales (el número telefónico puede hallarse en las páginas azules de su directorio telefónico, bajo el título “Animal Control”). De esta manera, el murciélago se puede capturar para ser examinado para la presencia de rabia. Esto puede eliminar la necesidad de que usted tenga que recibir tratamiento por ser expuesto a un animal potencialmente cargador de la rabia.

Los seres humanos que han sido expuestos, o posiblemente expuestos, deben acudir a cuidado médico INMEDIATAMENTE. El tratamiento de post-exposición a la rabia, lo cual consiste de una serie de inyecciones, prevendrá la enfermedad. Sin embargo, una vez que espere a sentir síntomas, ¡es muy tarde! ¡La enfermedad es casi 100% fatal! Sólo hay un caso documentado de un ser humano haberse recuperado después de los síntomas, y esa persona quedó gravemente discapacitada como producto de la infección.

Para mayor información sobre la rabia, visite:

http://www.cdc.gov/spanish/enfermedades.htm#R
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001334.htm
http://www.epi.state.nc.us/epi/rabies.html (solo en inglés)

###

 




Public Affairs Office
101 Blair Drive, Raleigh, NC 27603
(919)733-9190
FAX (919)733-7447

Debbie Crane
Director